Aire acondicionado, ventiladores, bombas de calor… cómo bajarle los humos al verano

Aire acondicionado

Aire acondicionado, ventiladores, bombas de calor, condensadores… Son muchas las opciones para refrescar nuestro hogar. A la hora de elegir debemos tener en cuenta ciertos factores: el espacio disponible, el tipo de climatización que buscamos, el mantenimiento y nuestro presupuesto.

Aire acondicionado y bombas de calor son las dos principales alternativas. De la mano de Fotocasa repasamos sus principales características ventajas y defectos.

Otras imágenes

2 Fotos

Bomba de calor

Es un sistema eléctrico de climatización, que permite, tanto refrigerar la vivienda, como proporcionarle calefacción. Son un sistema de climatización de alta eficiencia energética a través de las cuales el agua o el aire compensa las cargas térmicas del espacio a condicionar.

Según de dónde se extraiga el calor, y en función del fluido utilizado para transmitirlo, existen tres tipos de bombas de calor:

De Calor Aire-Aire: es la más usada, extrae la energía del aire exterior y lo transmite al interior también en forma de aire.

De Calor Aire-Agua: extrae el calor del exterior y lo transmite al interior a través de un circuito de calefacción por agua.

De Calor Agua-Agua: extrae el calor de un río, lago o pozo para calentar o enfriar un circuito de calefacción.

Sirven tanto de calefacción como de refrigeración y son muy eficientes. Además de tener varias opciones de instalación y ser aptas para todo tipo de superficies, las bombas de calor ofrecen la tecnología Inverter, que aumenta el rendimiento del equipo y mejora el funcionamiento del sistema.

Pero hay inconvenientes. A temperaturas muy bajas, el rendimiento de estos equipos disminuye y suponen una gran inversión inicial.

Aire acondicionado

Este sistema permite procesar el aire ambiente, enfriándolo, limpiándolo al momento de salir, mediante la circulación del aire. Los equipos de aire acondicionado funcionan mediante un fluido refrigerante. Este absorbe el calor de la estancia, evaporándose, para después de recorrer el circuito de refrigeración hasta la unidad exterior y eliminar, así, el calor absorbido al condensarse después de su compresión.

Hay tres diferentes tipos de aire acondicionado:

De ventana

Es el sistema más elemental. Su principal característica consiste en su facilidad de adaptación a cualquier vivienda. Este climatiza únicamente la estancia en la que se encuentra instalado el equipo.

Portátil

Este sistema tampoco dispone de unidad exterior, suponiendo un importante nivel de ruido mientras está en uso. Su principal ventaja es que apenas necesita instalación.

Split

Este sistema consta de dos unidades, una interior y otra exterior. La  interior se compone de evaporador,  ventilador,  filtro de aire y  sistema de control, y la unidad exterior, de compresor y condensador.

Las ventajas del aire acondicionado es que se trata de equipos aptos para todo tipo de viviendas, que poseen diferentes formas de distribución del frío, pudiéndose ajustar a nuestras necesidades. Además, ofrecen la posibilidad de controlar la humedad de la estancia a refrigerar. En el de split, al estar dividido, el condensador es mucho más silencioso que en el resto.

Entre sus inconvenientes está el hecho de que a la hora de cubrir la demanda de climatización de la vivienda, necesitaremos instalar otro sistema. Por no hablar de los inconvenientes estéticos y sonoros, sobre todo en el caso del portátil y el de ventana.

vía: 20minutos.es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s